November 28, 2022
Elizabeth Fleming

Noviembre es el Mes de Concientización del Manatí. También es una época fría del año en EE.UU. Mientras se abriga para mantenerse caliente este invierno, piense en el vulnerable manatí. Al carecer de las gruesas capas de grasa de otros mamíferos marinos y tener un metabolismo más lento, lo que significa que sus cuerpos producen menos calor corporal, los manatíes son muy susceptibles al frío. Si las temperaturas descienden por debajo de los 68 grados F durante periodos prolongados, los manatíes pueden sufrir el síndrome de estrés por frío. Es similar a la hipotermia y, aunque los casos graves pueden matar a los manatíes, incluso los casos leves pueden hacerlos más vulnerables a otras amenazas. Los manatíes infectados muestran llagas supurantes en la piel, empiezan a perder peso y se vuelven delgados y demacrados, su sistema inmunologico se debilita, lo que los hace más susceptibles a las enfermedades y a los contaminantes, y también se vuelven letárgicos y menos capaces de evitar las embarcaciones.

Image
Florida manatee, Crystal River National Wildlife Refuge
David Hinkel, USFWS

Pero debido a la pérdida y degradación del hábitat, muchos de los manantiales naturales de aguas cálidas que fueron refugios invernales históricos de los manatíes han desaparecido, y ahora casi dos tercios de la población de manatíes de Florida han aprendido a acurrucarse en los desagües de aguas cálidas de las centrales eléctricas. Debido a la preocupación por el gran número de manatíes que se congregan en torno a la central eléctrica Florida Power & Light de Cabo Cañaveral, la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de Florida (FWC por sus siglas en ingles) prohibió recientemente durante 90 días el tráfico de embarcaciones en determinadas zonas alrededor de la instalación, donde los organismos están llevando a cabo un ensayo sin precedentes para suministrar alimentos a los hambrientos manatíes. Defensores apoya los esfuerzos de la FWC para que esta zona de prohibición de entrada sea permanente durante los meses más fríos del año, con el fin de proteger mejor a los manatíes dada la necesidad que tienen de descansar y alimentarse sin molestias humanas.

Varias centrales eléctricas de Florida funcionan con carbón y gas, y producen gases de efecto invernadero. Como tales, estas centrales que funcionan con combustibles fósiles tienen un futuro limitado a medida que el país avanza hacia la reducción de sus emisiones de carbono y la eliminación progresiva de las instalaciones que emiten grandes cantidades de carbono, como las de Florida. Así que pronto se necesitarán urgentemente nuevos hábitats invernales de aguas cálidas para los manatíes.

Defensores ha estado trabajando para proteger y restaurar el hábitat crítico del manatí en Florida, en particular el Great Florida Riverway, un sistema acuático de 217 millas que fluye hacia el norte desde el centro de Florida hasta el Océano Atlántico a través de los ríos St. Johns, Ocklawaha y Silver. El Ocklawaha tiene 20 manantiales de agua dulce que podrían proporcionar un importante hábitat invernal cálido para los manatíes; sin embargo, estos manantiales están actualmente "ahogados" por altos niveles de agua dulce fría gracias a la construcción de presas. Las presas también actúan como barrera, impidiendo la migración de manatíes y otras especies amenazadas, como el esturión mular.

Image
Florida Manatees from the air resting at Tarpon Hole and King Spring
Joyce Kleen, USFWS

Aunque muchos conocen el problema que supone el tráfico de embarcaciones para los manatíes, con un gran número de animales atropellados y heridos o muertos por embarcaciones cada año, (sólo en el 2021 murieron más de 100 atropellados por embarcaciones), la crisis de la Indian River Lagoon ha puesto de manifiesto una grave amenaza relativa a la disponibilidad de alimentos. La contaminación por fertilizantes, aguas residuales y otros nutrientes que se vierte en las aguas costeras de Florida ha provocado un aumento de la proliferación de algas nocivas. En la costa atlántica de Florida se han perdido vastas zonas de pastos marinos, alimento básico de los manatíes, debido a las "mareas marrones" y otras macroalgas que han sombreado y matado vastas zonas de pastos marinos. Las pastos marinos se han perdido a lo largo de la costa debido a las interrupciones del flujo de agua dulce y otras razones. En la costa del Golfo, las "mareas rojas" producen una toxina letal para manatíes, delfines, tortugas marinas, aves, peces y otros animales salvajes.

La proliferación de algas también afecta a las praderas marinas de las que dependen los manatíes al reducir la cantidad de luz solar en el agua. Los investigadores que estudian las praderas marinas de la laguna Indian River descubrieron que, entre 1943 y 1994, la zona había perdido unas 7,000 hectáreas (~17,300 acres) de praderas marinas. Sin embargo, entre 2011 y 2019 se perdieron más de 19,000 hectáreas (47,000 acres) de praderas marinas, un increíble 58% de la cobertura de pastos marinos.

Como resultado, los manatíes, que necesitan comer más de 100 libras de pastos marinos al día, han pasado hambre. En el 2021 murieron 1,101 manatíes, y hasta el 11 de Noviembre de este año habían muerto otros 736, muchos de ellos por falta de alimentos. Teniendo en cuenta que el tamaño estimado de la población total de manatíes de Florida era de 8,810 en el 2016, significa que más del 12% de la población ha muerto desde entonces. El manatí de Florida pasó de la categoría de "en peligro" a la de "amenazado" en el 2017. El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. (FWS por sus siglas en ingles) está llevando a cabo una revisión quinquenal de la situación del manatí antillano (la entidad incluida en la lista) para evaluar su estado de conservación. No está claro si la reciente mortandad masiva de manatíes de Florida y el declive de su hábitat en la costa atlántica podrían hacer que la agencia reevaluara el estado de conservación de la especie.

Image
Curious Florida Manatee, Crystal River National Wildlife Refuge
Douglas Childs

Defensores ha abogado por la conservación de los manatíes de Florida pidiendo acciones inmediatas y a largo plazo para ayudar a los manatíes. Estamos trabajando para conseguir financiación estatal y federal para rescatar y rehabilitar a los manatíes y restaurar su hábitat, como la restauración de los pastos marinos de la laguna Indian River y la protección y restauración de manantiales de aguas cálidas y zonas de hábitat natural, así como una mayor protección mediante zonas de velocidad y de prohibición de entrada, zonas protegidas y una mayor aplicación de las leyes.

Cómo Ayudar

Si ve un manatí enfermo o herido, como uno que tenga problemas para nadar, o un manatí muerto, llame a la línea directa de vida silvestre de la Florida Fish and Wildlife Conservation Commission al 1-888-404-3922 o #FWC o *FWC de un teléfono celular para que expertos capacitados puedan responder y evaluar la situación. Nunca se debe empujar al agua a un manatí varado. No toque ni alimente a los manatíes, ya que puede alterar su comportamiento y ponerlos en peligro.

Y, por favor,¡actúe hoy y únase a Defenders of Wildlife (defensores de la vida silvestre) en nuestros continuos y urgentes esfuerzos por proteger al poderoso manatí!

Author(s)

Image
Elizabeth Fleming

Elizabeth Fleming

Senior Florida Representative
Elizabeth develops conservation objectives and strategies and works with partners to protect and restore Florida’s imperiled wildlife, their habitat and establish a state ecological network.
comments

Vida Silvestre y Lugares Salvajes

Follow Defenders of Wildlife

Image
Get Updates and Alerts