February 22, 2023
Christian Hunt

De todos los sistemas de tierras públicas de EE.UU., el Sistema Nacional de Refugios de Vida Silvestre es el mayor, pues abarca los 50 estados y vastas zonas oceánicas. Desde la tundra y la pradera de hierba alta hasta los pantanos y el litoral, el Sistema protege aproximadamente un tercio de las especies incluidas en la Ley de Especies Amenazadas y es el único conjunto de terrenos públicos gestionados principalmente para proteger especies en peligro como el lobo rojo, el buey almizclero y otras especies salvajes que definen nuestro patrimonio estadounidense.

Image
Musk ox, Arctic NWR
Jeremy Là Zelle and Kristin Gates
Buey almizclero, Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico

A pesar de estos elogios, el Sistema carece crónicamente de fondos y funciona con un presupuesto raquítico, lo que priva a los encargados de proteger la fauna salvaje de los recursos que necesitan. El Congreso asigna fondos al Sistema de Refugios para diversos fines, como la gestión de la fauna y el hábitat, la planificación y los servicios a los visitantes. Mientras que el Sistema de Parques Nacionales suele recibir miles de millones de dólares, el Sistema de Refugios, al carecer del mismo reconocimiento y categoría en el Congreso, siempre recibe mucho menos.

La última ley general de gastos no fue diferente. El Sistema de Refugios recibió poco más de 500 millones de dólares, la asignación de fondos más baja de todos los sistemas de tierras públicas. Con el telón de fondo de cientos de planes integrales de conservación atrasados -para orientar la restauración y la gestión-, la pérdida de más de 1,000 empleados en la última década y el deterioro de las infraestructuras, los fondos no pueden hacer más que mantener el Sistema a duras penas en funcionamiento.

Según encuestas recientes, los estadounidenses quieren que eso cambie.

Para mantener adecuadamente los refugios, el 80% de los votantes apoya invertir anualmente 1,500 millones de dólares en el Sistema de Refugios. Estos sentimientos fueron compartidos por todos los partidos políticos, zonas geográficas y tipos de comunidades, lo que refuerza el amplio apoyo al Sistema de Refugios. Por su capacidad para proteger especies emblemáticas, así como la calidad del agua, y proporcionar acceso público a la naturaleza, el mismo porcentaje de votantes apoya también la creación de nuevos refugios.

Con ese fin, Defenders ha dado prioridad a la defensa de zonas de gran valor, como una posible Área de Conservación del Suroeste de Florida, que podría proteger 74 especies incluidas en la lista, entre ellas la pantera de Florida, en tierras rurales amenazadas por una presión urbanística desenfrenada. La ampliación del Refugio Nacional de Vida Silvestre John Heinz (NWR) también ayudaría a restaurar el pantano de Tinicum (una importante zona húmeda) y a mitigar las inundaciones de la comunidad, al tiempo que daría cobijo a miles de aves migratorias.

Image
John Heinz NWR at Tinicum
USFWS
Refugio Nacional de Vida Silvestre John Heinz en Tinicum

Desde el poderoso Refugio Ártico (que tiene aproximadamente el tamaño de Carolina del Sur), hasta la diminuta Isla Pelícano, los refugios salvaguardan ecosistemas grandes y pequeños, prístinos y en estado de recuperación.

Los bosques restaurados de pino de hoja larga de la Reserva Nacional de St. Marks, por ejemplo, ahora albergan pájaros carpinteros de cresta roja en peligro de extinción. El Rocky Mountain Arsenal NWR, con el horizonte de Denver como telón de fondo, protege a bisontes y hurones patinegros en el emplazamiento de una instalación de producción de armas químicas clausurada. También se han creado más de 50 refugios para especies amenazadas, como la pantera de Florida y el gallo de las praderas de Attwater.

En conjunto, el sistema de refugios ofrece un valioso antídoto contra las crisis climática y de extinción, pero solo si recibe el apoyo adecuado. Es hora de que el Congreso invierta plenamente en el Sistema, a una escala que responda a los retos de nuestro tiempo, en beneficio tanto de la fauna salvaje como de las personas.

Author(s)

Image
Christian Hunt

Christian Hunt

Senior Federal Lands Policy Analyst
Christian Hunt works to increase habitat protections and advance imperiled species recovery on the lands and waters of the National Wildlife Refuge System by partnering with agency decision-makers, influencing members of Congress, building coalitions, and coordinating community advocacy efforts. 
comments

Follow Defenders of Wildlife

Image
Get Updates and Alerts