En el siglo 20, la pérdida de hábitat, los esfuerzos de erradicación de depredadores y la demanda voraz del comercio de pieles y mascotas afectaron gravemente a las poblaciones de ocelotes en todo el hemisferio occidental.

Related